Lesiones de Nacimiento

Se estima que aproximadamente 27 de 1,000 niños nacidos en los Estados Unidos resultan en alguna lesión de nacimiento.  Se considera lesión de nacimiento cualquier clase de daño que ocurra al cuerpo de un infante antes, durante o inmediatamente después del nacimiento.

Las lesiones de nacimiento causan gran dolor y angustia a los miembros de la familia.  Pueden también dejar incapacitado a un niño de por vida y hacer que ese niño dependa de otros.  Es imperativo consultar a un abogado con experiencias en lesiones de nacimiento inmediatamente después de un nacimiento dificultoso para que lo asesoren sobre sus opciones legales.

También puede darse que el niño sufra heridas físicas durante el parto.  Dichas lesiones pueden ocurrir por problemas de salud de la madre o negligencia de los doctores.  Las lesiones de nacimiento son normalmente complicaciones que surgen durante el trabajo de parto y el nacimiento, y pueden variar entre pequeñas y serias, con daños asociados al cerebro o los nervios.  La lesión puede también ocurrir debido al tamaño y posición del bebé.

Las lesiones por mala praxis en el nacimiento pueden surgir como resultado de que un doctor no identifique estrés fetal o que no anticipe complicaciones, por la administración de inyecciones inapropiadas, por no anticipar que se necesita una cesárea, o por no identificar una infección.

Si usted sospecha que hubo negligencia médica, que resultó en una lesión consecuente, es necesario que se contacte con un abogado de lesiones del nacimiento inmediatamente después del parto de su hijo.  Es esencial guardar los documentos vitales y declaraciones de registros de testigos importantes como enfermeras y terapeutas. El tiempo es esencial para que un abogado de lesiones de nacimiento recolecte todas las evidencias.

Contáctese con los abogados del estudio jurídico Bass & Rubinowitz.  Tenemos experiencia en estos casos especializados, y podemos ayudarlo.

Switch to our mobile site