Negligencia por la Seguridad de un Producto

Los abogados de Bass & Rubinowitz han pasado dos décadas representando a personas que han sufrido heridas por la negligencia de individuos y proveedores de atención de la salud, como así también productores y distribuidores de productos defectuosos. Contamos con el personal experto para evaluar heridas, brindar servicio legal sofisticado, y para llevar adelante los reclamos correspondientes en su nombre.

 

La Comisión de Seguridad del Producto del Consumidor de los EE. UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission) informa que se retiran entre 200 y 300 productos cada año. Muchos de los mismos son productos y juguetes para niños. Otros incluyen aparatos para el hogar, equipos de seguridad, herramientas y automóviles. Cuando un producto falla por un defecto de diseño o manufactura, puede causar serias heridas e incluso la muerte.

 

El derecho de la responsabilidad de los productos hace referencia a la responsabilidad de cualquier persona por un producto que cause heridas o daños debido a un defecto del proveedor o fabricante, del vendedor o vendedor minorista.

 

Las tres formas básicas en que un producto puede ser defectuoso son: su diseño, fabricación o por no advertir tendencias peligrosas del producto. Un producto se considera defectuoso si no brinda el nivel de seguridad – que la comunidad, generalmente, tiene derecho a recibir. El nivel de seguridad variará en cada caso, y en última instancia depende de la corte o el juzgado determinar si un producto es defectuoso. Los factores que se tienen en cuenta son la forma en que el producto es publicitado, el empaque, las instrucciones y advertencias, cuál puede ser un uso razonable del producto, y el momento en el que el producto fue provisto.

 

Si usted cree que estuvo expuesto a un producto defectuoso, llame a Bass & Rubinowitz, los abogados con experiencia en responsabilidad del producto del área de Nueva York, para hacer una consulta sin costo.

Switch to our mobile site